Roger Dimant

Trabajo de hoy con herramientas del ayer

Estamos en el siglo XXI. En los últimos años, la manera de trabajar cambió de forma considerable y en el 2014 va a seguir cambiando. ¿Por qué no lo haría?

Tradicionalmente, el modelo de trabajo era unidireccional (de arriba hacia abajo) y centralizado. El gerente de proyecto o el jefe era el encargado de coordinar el trabajo y tomar las decisiones. Los sitios WEB de la primera generación, casualmente, se correspondían con este modelo de trabajo ya que presentaban una página vertical donde el usuario podía “consumir” la información que un webmaster presentaba. Estas páginas WEB aún persisten y las podemos encontrar, sobre todo, en sitios institucionales y corporativos de empresas y otras organizaciones.

Pero en la actualidad asistimos a un cambio, tanto en el modelo de trabajo como en la forma en que consumimos la información en Internet, análogamente. Por un lado, en la dinámica laboral, cada vez es más común trabajar en equipos multidisciplinarios en los que cada uno, desde su quehacer profesional, puede complementarse con el otro. Esto requiere compartir información y contenido constantemente. Por eso, por el otro lado, el modo en que consumimos y construimos el contenido en Internet se modificó: el concepto WEB 2.0 implica que el usuario ya no solo lee la información, sino que, también, la construye (como, por ejemplo, sucede en las redes sociales, herramientas que usamos desde que nos levantamos a la mañana hasta que nos acostamos a la noche). Ya no hablamos de productor o consumidor, sino de prosumidor.

En el día a día laboral muchas veces necesitamos tener comunicaciones cortas con otros o responder preguntas puntuales. Podemos recurrir al email, pero resulta un tanto difícil si hay muchos participantes. Además, cada vez que tendríamos ese problema, o que otros tuviesen la misma duda, habría un nuevo email. Si nos intentamos adaptar al modelo que los nuevos medios nos acercan podemos resolver estas cuestiones más rápido y compartir las dudas con otros. También resulta muy ventajoso si hay que coordinar una reunión y las agendas de los participantes están ocupadas o estos están muy alejados geográficamente (diferentes oficinas). Hay cuestiones que se necesitan resolver cara a cara, es cierto, pero muchas otras podrían ser resueltas siguiendo el modelo de los nuevos medios.

Algunas empresas grandes, no tanto las PyMES, están migrando a la nube para reducir costos y, a su vez, para asegurar la asociación de los contenidos a diferentes plataformas y dispositivos (por ejemplo, celulares o tabletas).

Marshall McLuhan, filósofo canadiense, dijo hace ya varios años que “nuestra ansiedad es, en gran parte, el resultado de tratar de hacer el trabajo de hoy con herramientas del ayer”. Desde Senexx compartimos esta visión y ofrecemos un servicio innovador para las empresas y compañías, una plataforma colaborativa de preguntas y respuestas que acelera los tiempos de trabajo y permite compartir con el resto de los colegas y expertos las preguntas y dudas del día a día.

Si te resulta interesante saber cómo funciona, probá el demo gratis en el siguiente link: www.senexx.com